lunes, 31 de marzo de 2014

Escritura


5 comentarios:

  1. Me gusta ese fondo verde. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. :)
      Un beso azul, con fondo verde.
      (Je, je... Si suprimimos el determinante inicial, parece el título de cualquier cuadro expuesto en el MoMA).

      Eliminar
  2. Supongo que estas palabras no son de Octavio Paz ¿no?

    Lo primero que leí de Octavio Paz fue El arco y la lira, luego Los hijos del Limo. Con su poesía no me he atrevido en profundidad, aunque he leído algunos de sus poemas más místicos. No es un poeta fácil. Me temo que no dejará por aquí una profunda estela, tal vez en Mexico cuya figura despierta sentimientos encontrados más por un nacionalismo de corto aliento como el que abunda por esta Cataluña ranciamente nacionalista que nunca premió a Josep Pla porque no encajaba en su cuadrícula mental estrecha. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo cierto es que transcribí aquí este poemilla en la creencia de que era de Octavio Paz. Figura recogido en The collected poems of Octavio Paz, editado por Eliot Weinberger, y, en internet, es fácil darse de bruces con él, aunque, esto último, no es garantía suficiente, dado el excesivo número de apócrifos que infestan la red.

      He de confesar que conozco poco —y acaso mal— la obra de Octavio Paz; pero, entre mis ensayos preferidos, figura La llama doble.

      Salu2.

      Eliminar
    2. Por cierto, Pla siempre me pareció un escritor de cuadernos grises. Aunque no puedo decir que no me gusten los escritores de cuadernos grises.

      +salu2.

      Eliminar