miércoles, 9 de septiembre de 2009

OH, DIO!

Cuando hace ya varias temporadas daba inicio en las noches de C33 el programa Nit d'Arts, su cabecera musical era siempre, invariablemente, el Intermezzo de Cavalleria Rusticana.
Hasta entonces, esta hermosa pieza de Pietro Mascagni siempre me había evocado el final de la tercera entrega de la saga cinematográfica de El Padrino. Sofia Coppola, ante las cámaras pierde toda la calidad que tras ellas atesora; pero su muerte, en manos de Al Pacino, vale para que el espectador asista sin habla al trágico desenlace. Como si el silencioso grito del actor nos contagiase su callado estruendo.
Ahora, la nostalgia de un buen programa de TV me puede, y junto a la operística escalera mafiosa, el Intermezzo trae a mí también a Gorgori y Alier —con quien tuve el placer de coincidir en el Liceu durante una representación de La petita flauta màgica—.


Sin duda, un grandísimo final de película. Espero que lo hayáis disfrutado.

9 comentarios:

  1. Soy fan de la trilogía de El Padrino. :)

    Y sí que es un gran final.

    Un beso

    ResponderEliminar
  2. Me gusta la portada de tu blog, girasoles luminosos :)
    Sí sí, agrégame, yo también lo haré!

    ResponderEliminar
  3. Poniéndome al día y organizándome la agenda volví a encontrar el poema que un día nos pasaste en clase de A.Machada - Palacio, buen amigo. Me he llevado una grata sorpresa, ya que, a parte de, ahora, considerarlo mi poema favorito y recordarme a mi pueblo, también me recuerda a ti =)

    Ayer estuve hablando con las ex-compañeras de clase que se han quedado en el torre del palau (yo ahora estoy en el Blanxart) y me comentaron que ha habido muchos cambios y que se nota tu ausencia :)
    Yo también extrañaré tus clases, aunque almenos espero que nos podamos cruzar por Lloret de Mar y que me cuentes lo feliz que eres por allí.

    Feliz curso jaja
    Un fuerte abrazo! <3

    .ivette

    ResponderEliminar
  4. La disfrutaré porque sé que tiene que ser preciosa, pero en estos momento sno puedo oirla en este ordenador...

    Un beso enorme, gigante.

    ResponderEliminar
  5. STRIKA, pues yo soy fan tuyo.
    Un beso.

    MARINA, agregada. Me alegra que te guste la foto. La tomé este verano mientras atardecía sobre los campos limítrofes entre Burgos y Soria.
    Un beso.

    IVETTE, este verano he tenido algunos días machadianos en Soria; yo también me acordé de ti (pese a que he olvidado el nombre de tu pueblo). Espero que eso de que se nota mi ausencia en el IES tenga una lectura positiva... :)
    A ver cuándo volvemos a cruzarnos y nos ponemos al día.
    Un beso.

    SAKK, es preciosa como tú. Lo de gigante debe de ser también el beso, claro; porque yo no supero el 1,73.
    Uno monstruoso (en segunda acepción) para ti.

    ResponderEliminar
  6. La serie de las tres películas fue maravillosa.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  7. Es gigante el beso, y tú.

    Eres gigante como ser humano, que eso es mucho más importante que serlo en altura.

    Muchos besos.

    ResponderEliminar
  8. Gracias por las visitas que me haces. He visto lo de la cita citada... genial.
    Acabo de estrenar un nuevo blog, a ver si un día de estos te das una vuelta por él.

    Saludos.

    ResponderEliminar