domingo, 11 de marzo de 2012

Lo políticamente correcto


Estoy hasta los putos cojones de guardarme en la hiel de las entrañas, no lo que pienso, sino las formas en cómo expresarlo.

Anoche, Fer, mi reciente amigo, me decía, no sin toda la razón, cómo, durante una reunión de amigos (cuatro culés y un merengue), en la tele aparecía Guardiola en rueda de prensa y ninguno de ellos prestaba atención a la pantalla; minutos después, aparecía el gilipollas de Mou también en rueda de prensa y entonces todos, merengue y culés, abandonaron momentáneamente la conversación para atender a lo que el luso decía. Ni que decir tiene que, finalizada la rueda de prensa, la conversación entre los amigos futboleros se retomó, no en el punto en el que se abandonase previamente, sino abordando lo escupido por el políticamente incorrecto entrenador madridista. Fer, tras referirme el hecho, sentenciaba de esta guisa: "Mourinho es el puto crack de las ruedas de prensa".

En castellano, el anglicismo crack tiene tres acepciones:
      1. Droga derivada de la cocaína.
      2. Deportista de extraordinaria calidad.
      3. Caballo que destaca en las carreras.
Mou, caballo no me parece; más bien jamelgo, o mejor pollino (que posee acepción figurada de aplicación a seres humanos, si es que a esta racional especie animal puede adscribirse semejante tipejo). Deportista, no me lo parece demasiado, pese a dedicarse al deporte (es entrenador, sin duda; aunque sí dudo que lo sea de fútbol; Pepes, Marcelos, Sergios Ramos y compañías más parecen indicar que lo sea de full contact), y lo de la "extraordinaria calidad" ha de ser ponderación que vaya por barrios; pero, en este en el que yo me hallo, donde la calidad va intrínsecamente asociada a la humana..., pues va a ser que no. Queda una última y, en realidad, primera acepción, según el DRAE: pues bien, de la cocaína no creo que derive el tipo, pero que Mou es droga dura no admite peros; la anécdota explicada por Fer lo corrobora y, si hiciesen falta más argumentos ilustrativos, ahí está ese vituperable programa televisivo, Punto pelota, pestilente materia excrementicia, cuyo tufo, a pesar de heder intensamente (pues no solo apesta, sino que además enfada, cansa y resulta insoportable), atrapa al espectador, tanto al que congrega blanqueando, como al que difiere azulgranamente.

Repito: estoy hasta los putos cojones. Y es que uno se pasa la vida trabajando, mientras soporta la incompetente tiranía de los jefes. Llega a casa, y las noticias hablan de las abusivas imposiciones gubernamentales, de las injusticias de la Justicia (los Camps, Urdangarines... campan impunemente a sus anchas; tiempo al tiempo, si no, con el yernísimo) ...

Y hoy, 11 de marzo, día en que se conmemora el fatal atentado en la estación madrileña de Atocha, uno ha de ver cómo los hipócritas peperos se ponen al frente de los homenajes a unas víctimas a las cuales se les insiste en no conceder auténticas culpabilidades (aún estamos con la infame segunda vía de investigación).

Pues estoy hasta los putos cojones. Y lo seguiré estando gane o pierda hoy el Barça, pues no me ofende que el Real Madrid se lleve la liga (todos estamos históricamente acostumbrados a eso); me ofende que el hipócrita de Mou, tan polliníticamente incorrecto siempre, en vez de obviar la penosa actuación arbitral de anoche, declare cínicamente que "Nos gusta la filosofía con la que se ha arbitrado".

10 comentarios:

  1. Gracias, amigos. Mi placer es veros por aquí.

    Por cierto, ¡qué guapos estáis en los perfiles del miembro 44 y la miembro (o miembra que dijo aquella) 45.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Uno siempre aprende de ti.

    ResponderEliminar
  3. Jejeje, hoy no te digo nada, no vaya a ser que me toque algo por ser merengue.

    Mil besos.

    ResponderEliminar
  4. Juanjo después de leer detenidamente el texto sobre "Lo políticamente incorrecto" tengo que decir que me ha encantado tu definición de "crack" respecto a Mou... Tu blog está bastante bien y me ha gustado ver que te gusta la Bohème, aunque yo soy más de Madame Butterfly. :)
    Saludos de tu alumna Jèssica Terón.

    ResponderEliminar
  5. dios profe no me gustaría verte en ese estado de animo :P jajaj pero muy bien dichoo!!!



    un beso

    ResponderEliminar
  6. Hola Juanjo! lo que has escrito, aunque no me guste demasiado el futbol, me ha llegado, quiero decir que es mejor sacar todo lo malo del interior y estar siempre de buen humor.


    Un beso! :D

    ResponderEliminar
  7. PAU, yo también aprendo de ti; últimamente a ser algo más mago en el mundo de Oz.

    SAK, tú tienes perdón de ser merengue...; pero de los de vitrina de pastelería ¡Con lo dulce que eres...!

    JÉSSICA, a mí también me entusiasma Mme. Butterfly, al fin y al cabo es también Puccini, es también verismo.

    MARISOL, no has de verme así nunca, al menos contigo: es un imposible anímico.

    ARPI, en realidad mi enfado es más social. Sucede que, mientras escribía, en la tele aparecía el ínclito Mou declarando abiertamente su cinismo, y el escrito se me torció inconscientemente hacia ahí.

    Gracias a todos por la visita.
    Un abrazo, dado con ganas.

    ResponderEliminar
  8. Juanjo es increible como llegas a transmitir tus sensaciones. Lo mejor es que mientras lo leia te imaginaba leyendolo en clase. Tambien tengo que decir que tampoco espero verte asi nunca... es imposible!
    siempre es bueno saber de las opiniones de los demás.

    Saludos, Paula Melchor (oyente!!!)

    ResponderEliminar
  9. Sí, siempre es bueno; a mí me ha gustado conocer la tuya, sobre todo en lo que se refiere a que sepa transmitir sensaciones. A la que, además, sepa transmitir conocimientos, voy a ser un profe de la hostia.

    ResponderEliminar